mybilbaoBizkaia - Página oficial de Turismo de Bizkaia

  • Euskara
  • Español
  • English

mybilbaoBizkaia - Logotipo de Turismo de Bizkaia
Síguenos en mybilbaobizkaia en Twittermybilbaobizkaia en Facebookmybilbaobizkaia en Flickrmybilbaobizkaia en Youtube

blog
Especiales MBB
Mi bilbaobizkaia
Escultura Louis Burgeois

Imagen visualizada: 4 / 4


Blog

UNTZILLATX por Argia

Ene 11

El Parque Natural de Urkiola ofrece miles de opciones y un sinfín de cumbres por descubrir, una de las que a mi más me gusta a excepción del mítico Anboto, como ya he visto que habéis mencionado en algún post, es el Untzillatx.

 

En este caso os voy a hablar de un paseo rodeando esta cima, porque muchas veces nos obsesionamos con llegar a la cima de una elevación y en realidad lo más bonito es pasear a su alrededor.

 

Nuestro paseo comienza en Mañaria, localidad Bizkaina que se sitúa en un entorno privilegiado, bajo el Mugarra por la izquierda y el Untzillatx. La mayor parte del Parque Natural de Urkiola pertenece a esta localidad desde la que partiremos.

 

Desde el corazón de Mañaria arrancamos en dirección al puerto de Urkiola pasando por el último caserío del casco urbano de Mañaria, en cuya fachada podemos ver el nombre del municipio. Desde aquí comenzamos lo que muchos denominan “La Senda Mágica”, un viejo camino que nos acerca entre prados, huertas y caseríos hacia la rocosa cima. Podemos decir que bastante escondida, encontramos la ermita de San Martín, oculta entre grandes bloques de roca, de la vertiente sur de la majestuosa Untzillatx.


San Martín es una pequeña edificación que destaca por su ubicación. Justo debajo de las peñas del Untzillatx, guardando la boca de una cueva llamada San Martin Koba, donde se dice residen los gentiles seres mitológicos vascos que se identifican con los habitantes del país sin cristianizar cuando el mismo ya había abrazado la nueva religión. En sus inmediaciones esta el lugar conocido como “jentilen tokixa” (sitio de los gentiles) y las jentilarriak piedras de los gentiles. Esta bonita ermita cobijada entre los centenarios y retorcidos castaños merece ser observada varios minutos antes de que sigamos con el itinerario.

 

Pronto debemos tomar una pista empinada que nos llevará  hasta el collado y la cabaña de Elosu. Tras cruzar un pequeño pinar podemos disfrutar de una panorámica impresionante: a nuestra izquierda tenemos una cumbre de 934 metros, Untzillatx, espectacular montaña calcárea que forma parte de las peñas del Duranguesado y que desafiante muestra sus brillantes calizas sobre el barranco de Mendiola. En sus paredes se ubican las más importantes y clásicas vías de escalada de la escuela de Atxarte, la más sobresaliente de Bizkaia.

 

 Untzillatx


Al otro lado del barranco se extienden un montón de irregulares y puntiagudas siluetas calizas que forman un precioso cresterío que culmina en el mencionado Anboto. Empezamos a bajar por la deforestada ladera trazando un gran culebreo. Al fondo de la quebrada topamos con un ancho camino que junto con el caudal del arroyo Mendiola, se dirige hasta el desfiladero. Cruzamos sobre el arco de un viejo puente bajo las laderas de Urrestei, una de las escaladas más clásicas y ya ahí cogemos el paso que baja hacia otra ermita, la del Santo Cristo de Atxarte, en este caso, humilladero al borde del antiguo camino real. La tradición cuenta que aquí se descalzaban los peregrinos antes de llegar al santuario.

 

 Untzillatx

 

Descansamos por un momento tras la hora y media que podemos llevar caminando para dirigirnos a través de las viejas instalaciones mineras, hasta que una señal de GR-229 nos acerca al viejo camino que avanza entre muretes de piedra hasta Mendiola (barrio de Abadiño). Esta es una bonita y acogedora aldea donde sus enormes caseríos barrocos con sus enormes arcos eran habitados por testigos de paso de señores, peregrinos y arrieros transitando por la antigua calzada real que recorría el valle que unía la costa cantábrica con la meseta castellana.

 

Llegamos ya a una carretera y subiendo por ella y pasando por unas antiguas pilas, lavaderos, nos desviamos a mano derecha por una pista de gravilla que nos sube hasta un nuevo collado. Aquí encontramos una baliza que nos indica cómo regresar a Mañaria. Ya llevamos unas dos horas paseando y ya empezamos a descender a través de un espectacular bosque de hayedos desde el que podemos sentir como la espigada silueta del Mugarra nos observa detenidamente. Es una gozada poder conocer en profundidad la naturaleza salvaje que ofrece este parque natural, su flora y sus cumbres.

 

Poco a poco seguimos bajando hasta llegar al barrio de Aldabarrena en el que encontramos una estrada que nos hace bajar hasta el valle. Junto a las ruinas de una vieja ferretería cruzamos el puente que cruza el río Mañaria y llegamos al punto de partida. Como veis es una ruta que carece de dificultad y es perfecta para hacerla en familia. Si no os apetece subir ninguna cumbre, os queda la opción de pasear a su alrededor y conocer también sitios con preciosas vistas sin tener que hacer un gran esfuerzo para llegar a la cima.

COMENTARIOS

  • #1 Publicado el 14/01/2010 a las 12:38:03 por XAXAR
  • Iepa!!! yo también conozco esa zona y ese monte...es un sitio mágico que merece la pena conocer. Y ya si os animáis, pienso que también estaría bien que os acercarais al Astxiki o al Alluitz (791 y 1000 metros respectivamente. También son cumbres fantásticas muy cerquita del Puerto de Urkiola. Saludos.

* Usuario registrado

Introduzca aquí su comentario

Nombre:

Email:

Comentario:

 

Código de verificación:



Todos aquellos comentarios que no guarden relación con el contenido en cuestión, o que atenten contra la moral o el buen gusto, podrán ser eliminadas del sistema por el administrador.
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo para que podamos subsanarlo.

ver noticias rss