mybilbaoBizkaia - Página oficial de Turismo de Bizkaia

  • Euskara
  • Español
  • English

mybilbaoBizkaia - Logotipo de Turismo de Bizkaia
Síguenos en mybilbaobizkaia en Twittermybilbaobizkaia en Facebookmybilbaobizkaia en Flickrmybilbaobizkaia en Youtube

blog
puente bizkaia
Especiales MBB
Castillo de Arteaga
Escultura Henry Moore en Gernika

Imagen visualizada: 4 / 5


Especiales

Especial

UN DÍA POR SOPUERTA

 

Este concejo es un territorio lleno de contrastes y cuenta con una historia singular que en el pasado contribuyó de forma significativa al desarrollo de Bizkaia y del País Vasco.

Sopuerta es un lugar muy especial situado en un marco geográfico muy curioso. Se sitúa sobre lo que mucha gente denomina una “cubeta” rodeada por un gran número de montañas de mediana altitud entre las que podemos destacar Alén, La Queli, Longuitas, entre otras muchas. Desde estos montes nacen varios arroyos, Tremoral, Kolitza, Saldamando y Valdebezi, arroyos que desembocan en el río Mercadillo.

En cuanto a la fauna, cabe destacar que en Sopuerta, como en el resto de montes encartados, habitan corzos, jinetas, gatos monteses, zorros y tejones entre otros muchos animales. No podemos dejar de mencionar que en la zona de las Encartaciones también existen especies autóctonas como el perro Villano de las Encartaciones, la oveja latxa carranzana o el burro encartado, en peligro de extinción y querido por todo el entorno. En cuanto al ganado vacuno, la motxina es la vaca por excelencia en Sopuerta y alrededores, es una vaca de pequeño porte que pesa entre 150 y 200 kilos y tiene un pelaje rojizo y tiene un morro blanco. Estos animales tienen fama de tener un gran genio y muchas veces son utilizados para festejos taurinos…

Sopuerta ha sido desde siempre un pueblo agrícola y ganadero, pero a finales del siglo XIX se fue industrializando de manera que se abrieron varias explotaciones mineras y eso supuso un cambio en el paisaje, una transformación que todavía hoy en día podemos delatar debido a las escombreras, bocaminas y demás que aún se pueden apreciar. Los hornos de calcinación de mineral que en la siguiente foto podemos apreciar por ejemplo, son algunas de las obras de ingeniería que fueron llevadas a cabo para salvar los desniveles del terreno en el transporte del mineral. Estos dos hornos para ser exactos, fueron construidos en 1956 y 1961 y hoy en la actualidad han sido declarados monumentos artísticos.

 Hornos de calcinación


Pena que debido a este cambio muchos bosques se abandonaran y muchos árboles fueran sustituidos por el pino y el eucalipto, usados para la producción de papel. Aún así, Sopuerta ha destacado durante largo tiempo por el encinar cantábrico, el quejigal-robledal calcícola, el robledal acidófilo, el robledal-bosque mixto atlántico, el tocornal o marojo, prebezal atlántico sobre sustrato calizos, brezales y argomales helechales atlánticos… una flora muy variada que nada tiene que ver con los cultivos de eucaliptos y pinos que tantos y tantos bosques del País Vasco han monopolizado.

Otros de los atractivos de Sopuerta son La Calzada Romana Pisoraca y el Puente Medieval Carral. La Calzada, es uno de los testimonios que atestiguan la presencia romana en las Encartaciones. Su trazado se abrió a principios del siglo I, y unía Herrera de Pisuerga (Palencia) con Castro Urdiales (Cantabria) y era utilizada para el transporte de mercancías. El Puente Medieval Carral también tiene su aquel y merece ser visitado si andamos por la zona.

 Puente Medieval


Tampoco debemos dejar de visitar el Parque Alén, es un lugar perfecto para relajarnos y dar un bonito paseo entre árboles mientras disfrutamos de un paraje sin igual.

 Parque de Alén


Aparte del encanto que supone el enclave de este municipio no podemos dejar de mencionar uno de los mayores atractivos que posee para los turistas, El Museo de Las Encartaciones (la antigua Casa de Juntas de Abellaneda).

 Casa de Juntas de Abellaneda


Este es el lugar en el que hace siglos se reunían los representantes de los valles y concejos de Las Encartaciones para tratar asuntos comunes de la comarca. Nos remontamos al siglo XIV, cuando fue redactado el Fuero Antiguo de las Encartaciones. Esta Junta representaba el más alto organismo del Gobierno cuyas competencias eran administrar justicia, gobierno y defender el Fuero Encartado. Dicen que el primer edificio que se levantó para acoger estas reuniones data del siglo XVI aunque el edificio dejó de usarse en 1806, al suprimirse las Juntas Generales Encartadas, esto provocó así su ruina progresiva a lo largo del siglo XIX.


El museo nos permite dar un paseo por la historia de Las Encartaciones, es el lugar de encuentro, disfrute y conocimiento de la vida presente y pasada de la comarca y nos proporciona una visión histórica, política, etnográfica y patrimonial de las Encartaciones y de sus habitantes.

Hoy en día las edificaciones de diversa cronología y estilo, son presididas por la Torre o Casa de Juntas propiamente dicha. El Museo se compone de 11 salas, cada una de ellas mantiene una temática distinta, pero todos ellas se centran en impulsar el estudio, la difusión y la recuperación del patrimonio histórico, artístico y etnográfico de las Encartaciones. En estas salas podemos conocer desde la geografía de la zona, informarnos un poquito más acerca de cómo se vivieron los cambios históricos en los pueblos encartados desde la prehistoria, pasando por la romanización, la Edad Media, el Antiguo Régimen…


Un museo que merece la pena ser visitado y cuya entrada ¡es gratis!. Para más información, no dudéis en visitar su web www.enkarterrimuseoa.net.

Tras la visita al museo, una buena opción es la de degustar los productos típicos de la comarca, entre ellos destacar uno de los productos estrella, los productos chacineros de sabor propio: lomo, costilla, panceta, chorizo, morcilla… Sopuerta ofrece la mejor chacinería del País Vasco, una vez al año se celebra La Feria de la Chacinería en la localidad, donde se concentra toda la chacinería del territorio y donde se escoge al “Chacinero Mayor” de Euskal Herria. Para acompañar estos productos, tenemos también el queso, la miel y el txakoli, productos de gran calidad que pueden ser degustados en los numerosos bares y restaurantes de Sopuerta.

Para los más aventureros, es también recomendable que se acerquen a “Sopuerta Aventura”, un Parque de Aventura en los árboles, para aquellos a los que les guste el turismo activo. Estamos ante el primer Parque de Aventuras en los árboles del territorio vasco. Se ofrecen 4 recorridos de diferente dificultad que se indican con distintos colores, un lugar muy divertido donde puentes, túneles aéreos, tirolinas y demás atractivos lo convierten en un sitio perfecto para pasar un buen rato en plena naturaleza.

Como podéis ver, Sopuerta ofrece muchas opciones para todos, es un sitio acogedor y tranquilo donde podréis pasar un día perfecto.

Volver